Sede 2.0

A 20 años del adiós a un crack

El inolvidable Gordo Soriano

Periodista, escritor, icono del sanlorencismo ilustrado, Cuervo célebre y legendario, Osvaldo Soriano se nos fue hace exactamente dos décadas. Tenía apenas 54 años. ¡Cómo te extrañamos!

Cultura
- VECES
COMPARTIDO
-
-
 

De la galería de Cuervos célebres y legendarios, Osvaldo Soriano asoma con una estampa inconfundible: barba profusa, sempiterno habano y su mirada única, irónica, cautivante, desde donde nace una narrativa que lo transformó en best-seller. Periodista, escritor, icono del sanlorencismo ilustrado, Soriano se nos fue hace exactamente dos décadas, aquel triste 29 de enero de 1997. Sólo tenía 54 años.

Marplatense de nacimiento, pero nómade por destino irrenunciable, pasó sus primeros años en San Luis, Córdoba, Río Negro y Neuquén, para conocer Buenos Aires recién a los 29. No alcanzó a ver en persona a Los Matadores, pero los escuchó por radio en cualquier rincón del país en el que estuviera. Nunca supo, confesó él mismo, por qué se hizo hincha de San Lorenzo. Pero se transformó en fanático, devoto de los goles de Sanfilippo y la guapeza del Sapo Villar, una pasión que alimentaría sobre los tablones del Gasómetro y que no abandonaría jamás. Ni siquiera cuando, por culpa de la más sangrienta Dictadura, debió partir al exilio, en 1976. Tres años antes había publicado la primera de sus siete novelas (Triste, solitario y final), punto de partida de una carrera literaria notable, cuya prosa enamoró a públicos de todo el mundo. Traducido a más de 15 idiomas, combinó la reflexión con el humor, la prosa ágil con el trasfondo político, siempre irreverente y original. Amó a Gardel, Chandler y el Beto Acosta. Y escribió memorables artículos y cuentos sobre su amado Ciclón, que combinaron la tristeza del descenso (que soportó en París) con la alegría del título del 95, ya de vuelta en Buenos Aires.

Sus libros, indispensables, están al alcance de todos. Y se siguen vendiendo con la misma intensidad, porque ya es un clásico.

La sala de prensa del Nuevo Gasómetro lleva su nombre. Un reconocimiento que él, seguramente, habría celebrado con más énfasis que el mismísimo Premio Nobel.

Image and video hosting by TinyPic

Más noticias en Cultura

CULTURA
ENCUENTRO EN EL BARRIO

San Lorenzo, presente en La Semana de Boedo

CULTURA
MURAL N° 100

Reparación Artística

CULTURA
EN EL POLIDEPORTIVO

¡Se inaugura el mural N° 100!

CULTURA
CASLA, UN CLUB DE PELICULA

¡Qué Ciclón de cine!