Sede 2.0

1000 días de gestión, 1000 días de alegrías

Hoy San Lorenzo de Almagro celebra una serie de logros que perdurarán en la historia grande de la institución, luego de un exitoso período que comenzó el 1 de septiembre de 2012.

Boedo, Vaticano y América. San Lorenzo de Almagro se convirtió en un fenómeno mundial en estos 1000 días
Institucionales
- VECES
COMPARTIDO
-
-
 

1000 días. Es correcto y necesario interpretar la gestión en esta cifra. Porque también podría decirse 32 meses. O dos años y 8 meses. Pero 1000 días es la manera que expresa realmente el sentido de este gran período en la historia del Club Atlético San Lorenzo de Almagro. Porque hubo que trabajar en todo momento. En cada uno de estos 1000 días siempre había algo por hacer. No hubo tiempo para parar la pelota. En estos 1000 días corrió como nunca, llegando destinos soñados. Aún, cuando en el día 1 de estos 1000, parecía utópico. Pero trabajando con el corazón, se construye.
 
De aquel día uno, tras estar a 30 minutos de descender unos días atrás, sólo cuatro futbolistas profesionales se presentaron a entrenar. Había que armar un plantel, pero también había que reconstruir un club golpeado institucional y económicamente. No era cuestión de salir a la cancha a jugar solamente. Porque los empleados dejaron los reclamos y volvieron a ser respetados. Empezaron a creer. Así el club volvió a funcionar. Los socios comenzaron a ver gestión.  Y aquellos que todavía no lo eran, se hicieron. Porque desde el primer día, la gente empezó a confiar. Todos. Los de acá y los de allá, a quienes fuimos a buscar por todo el país con el Cuervomóvil, logrando duplicar la masa societaria.

Con los días, los números rojos empezaron a teñirse de verde. Se entendió que la institución no podía tener un déficit operativo. Así, el club empezó a tener superávit, y con ese excedente, bajó el pasivo en 90 millones de pesos. Pero además aumentaron los ingresos. Porque los sponsors también empezaron a entusiasmarse con este San Lorenzo de Almagro, que mostraba un camino transparente y sin vueltas. O sí, hubo una vuelta. ¡Y qué vuelta! La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la Ley de Restitución Histórica, obligando a Carrefour a negociar con San Lorenzo de Almagro. Se firmó un acuerdo histórico con la empresa, entendiendo que no es un enemigo, sino parte del proyecto en Boedo. “Evidentemente, éste es su lugar”, reconocieron desde Carrefour. La gente, como desde ese día 1, también confió, aportó y aporta su metro cuadrado para transformar avenida La Plata en patrimonio azulgrana. Actualmente son tres las obras que se llevan a cabo en nuestro hábitat natural, algo que nunca antes había ocurrido.

También recuperó su vida social la Ciudad Deportiva y la interacción con el barrio. Apareció la Fundación Padre Lorenzo Massa, rescatando los valores fundacionales para solidarizarse con los que más necesitan, como los jóvenes, el futuro de todos nosotros. Las actividades crecieron exponencialmente y también se desarrollaron obras para que todos los socios y deportistas que nos representan tengan su lugar. Las disciplinas recuperaron su atención, contando con el total apoyo de la institución. El básquetbol volvió al sitial de privilegio, llegando al Torneo Nacional de Ascenso, la segunda categoría en importancia en la Argentina. La gente, entusiasmada, acompañó al equipo, siendo San Lorenzo de Almagro uno de los clubes más convocantes del país. Una reconstrucción más allá del fútbol.

En esta reconstrucción, además, evangelizaron la gestión.  Porque desde el Vaticano anunciaron a Francisco, el Papa que se crió con los goles de Farro, Pontoni y Martino. Ese mismo que en nuestra Capilla le dio la confirmación a Ángel Correa, el futbolista más importante que dio el fútbol argentino en los últimos años. Sí, ese joven talentoso made in CASLA que enloqueció a propios y extraños. Mientras tanto, Francisco, en sus primeros días, pidió a Dios: “Que gane San Lorenzo”. Y San Lorenzo ganó. Campeón del Torneo Inicial 2013 con 33 puntos, como la edad de Cristo. El trofeo viajó hasta Roma, y el Papa sonrió. “La próxima será la Copa Libertadores”, prometieron el presidente Matías Lammens y vicepresidente primero Marcelo Tinelli. No exageraron. Al año siguiente, el Sumo Pontífice le mostraba a todo el mundo la conquista de América. Ésta sin espejitos de colores. Esa que sirvió para continuar ganando fieles, como sucedió en Marruecos, cuando todo el Norte de África recibió la invasión del Imperio Azulgrana para generar el asombro y las felicitaciones de la mismísima FIFA. 

Muchas cosas buenas han pasado en estos 1000 días donde el mundo habló de San Lorenzo de Almagro. Pero lo mejor no es justamente lo realizado, por más gratificante y significativo que sea para la gran historia de este club de 107 años. Lo importante es que se volvieron a sentar las bases para el futuro, con una institución ordenada, creíble y con un potencial que no tiene límites ni fronteras. Y aquí está nuestra satisfacción, el saber que vamos por más.

Más noticias en Institucionales

INSTITUCIONALES
EL 19/12 ES LA CEREMONIA

Olimpia azulgrana

INSTITUCIONALES
HASTA EL 22/12

¡Rompela en el Bidegain!

INSTITUCIONALES
VISITA PRESIDENCIAL

Encuentro azulgrana