El nido inquebrantable

Fortaleza Boedo

El Polideportivo le sienta excelente al Futsal: desde la vuelta al barrio, San Lorenzo ganó los diez partidos que disputó allí y, tras el cierre de la primera fase regular, se ilusiona con lo que viene. "Es un plus jugar en casa", aseguran los protagonistas.

Futsal Masculino
- VECES
COMPARTIDO
-
-
 

Es inquebrantable. Se construyó con el material más fuerte del mundo. Se hizo de sueños. Esos sueños que derrocaron utopías y lograron que en Mármol y Salcedo (a unos metros de donde estuvo el Viejo Gasómetro de avenida La Plata) se extendiera el Polideportivo donde volvió a rodar la pelota y a tronar el grito de gol. Y los protagonistas son los muchachos del futsal masculino, que convirtieron a Boedo en una fortaleza. Allí, en el querido Poli ganaron todos los partidos que disputaron: contra Alvear y Pinocho, por el cuadrangular de pretemporada, y ante Estrella de Boedo, Independiente, Lomas, Glorias, Huracán, Jorge Newbery, Racing y Villa La Ñata, por el Torneo de AFA. Pasando en limpio: diez jugados, diez ganados. Sí, ¡de diez! El único empate en condición de local fue en el Salón San Martín ante Ferro. Producto de esto, y a la buena cosecha también fuera de casa, San Lorenzo cerró la primera fase del campeonato regular en lo más alto.

"Jugar de local en Boedo es un plus para el equipo. Ya desde la cantidad de gente que concurre, la calidad de los vestuarios, las instalaciones y la atención que recibís de parte del personal. Al principio no podía creer estar jugando ahí, y un poco me iba del partido, pero con el correr del torneo me fui acostumbrando. Igual, siento que estoy soñando mientras juego cada partido", contó Damián Stazzone, capitán del equipo, referente de la institución y, obviamente, fanático del Ciclón.

Otro de los que vive de forma especial cada encuentro en Boedo es Mariano Quintairos, que desde chico lleva la pelotita por el parquet de la institución. "Jugar en el Poli es una sensación inexplicable. Se me hace difícil estar ahí adentro y no distraerme cantando una canción del Ciclón. Son sueños que cumplo constantemente: poder representar al hincha o hacer un gol lo vivo de forma intensa, lo disfruto mucho".

De todas formas, si de goles se trata, el que volvió a retumbar el alarido goleador fue Lucas Massa, quien abrió la cuenta ante Alvear en el cuadrangular de pretemporada despertando un grito que se apagó en un caluroso diciembre de 1979, cuando un 0-0 contra Boca despidió al Viejo Gasómetro. "Haber convertido el primer gol en Boedo fue una emoción muy grande, se había generado una gran expectativa y que me tocara a mí no tiene precio. Además, tengo el mismo apellido que el Padre Lorenzo, ja", indicó el cierre azulgrana.

"Como representante de la disciplina, jugar en el Polideportivo es una alegría y, al mismo tiempo, una responsabilidad enorme. Estamos cumpliendo el sueño que le prometimos a nuestros papás y abuelos: paso a paso estamos volviendo a Boedo", cerró Bruno Calabria, manager del futsal.

Los partidos en Boedo

Cuadrangular de pretemporada

2-1 vs. Alvear

2-1 vs. Pinocho

Torneo de AFA

4-1 vs. Estrella de Boedo

7-3 vs. Independiente

4-3 vs. Lomas Futsal

5-4 vs. Glorias

8-4 vs. Huracán

6-4 vs. Jorge Newbery

5-0 vs. Racing

4-3 vs. Villa La Ñata

Más noticias en Futsal Masculino

FUTSAL MASCULINO
TERCER JUEGO - PLAYOFFS

Entre los cuatro mejores y va por más

FUTSAL MASCULINO
CUARTOS DE FINAL - PARTIDO 2

A un pasito de las semifinales

FUTSAL MASCULINO
CUARTOS DE FINAL - PLAYOFFS

¡Qué bien se te V!

FUTSAL MASCULINO
MIRA EL FORMATO DE DISPUTA

El Ciclón se prepara para los playoffs