Sede 2.0

Historia conocida

San Lorenzo le ganó a Boca por 1 a 0 en un partido vibrante hasta el último minuto. El gol cuervo lo hizo Ángel Correa y, cuando el partido se moría, Torrico le tapó un penal a Pérez tras una volada espectacular. Fiesta en un Bidegain colmado y ahora a visitar a Newell’s.

Festejalo Angelito; festejamos todos
Fútbol
- VECES
COMPARTIDO
-
-
 

Hermosa y auspiciosa tarde en el Pedro Bidegain. La tarde se presentaba ideal para ir a la cancha en familia y así fue. Los cuatro costados del Estadio estuvieron repletos de hinchas cuervos listos para vivir el Clásico contra el equipo de La Boca.

El partido fue vibrante desde el primer minuto. Fue San Lorenzo quien se adueñó del juego y le generó todas las situaciones de gol. Correa, Piatti, Romagnoli y Villalba hacían lucir al arquero visitante que también tuvo la suerte de los palos. Sin embargo, la justicia parecía llegar a los 2 minutos cuando Delfino marcó falta dentro del área sobre: penal para el Ciclón. El encargado de ejecutarlo fue el Pipi, pero el arquero –quien nunca se destacó por atajar penales- impidió el gol Santo. El partido seguía 0 a 0 y sin dudas San Lorenzo, por su juego y por la camiseta, merecía estar arriba en el marcador. Final de la primera etapa y a los vestuarios. El futuro era promisorio.

¡Gol de San Lorenzo! ¡Vamos Ciclón! Así empezó el segundo tiempo, cuando al minuto, Correa definió fuerte y arriba tras una jugada de Piatti. Explosión en el Bidegain y fiesta azulgrana. A partir de ese momento el partido fue vibrante y nos hizo tener a todos el corazón en la mano; no apto para cardiacos. El conjunto dirigido por Pizzi generaba contras y más situaciones, pero fallaba en la puntada final, como para cerrar el partido. A su vez Boca, con pocas ideas, se animaba con Martínez y Sánchez Miño, pero las resoluciones no eran buenas y no generaban peligro para la defensa ni para el otro goleador: Torrico.

El arquero nos hizo gritar un gol más a los 45 minutos de la segunda etapa. Si faltaba algo para que todos sufriéramos, Delfino cobró penal para el equipo de Bianchi. El encargado de ejecutar fue el Chiqui Pérez, pero tras una fenomenal volada del arquero (quién fue padre esta semana) impidió el empate e hizo estallar a todos los hinchas del Ciclón. A partir de ahí, el espectáculo estaba en las tribunas. Los cuatro costados no pararon de alentar a San Lorenzo y las casacas, abrigos o lo que sea,  no paraban de revolearse. Final del partido y brazos en alto para todos.

Final del partido 1 a 0 y otra victoria contra Boca. Con este resultado el conjunto de Pizzi es el único escolta de Newell´s, quien será el próximo rival en lo que promete ser un partidazo; una final. Este se llevará a cabo el sábado, desde las 20:20 h en Rosario.

Una vez Galeano dijo: “La única manera para que la historia no se repita es manteniéndola viva”. Así fue, una vez más y los tres puntos quedaron en Boedo, Argentina.

Más noticias en Fútbol

FUTBOL
HAY FUTURO

Ponele la firma

FUTBOL
PRETEMPORADA 2018

Hasta la vuelta

FUTBOL
SUPERLIGA - FECHA 11

¡Feliz año Cuervo!

FUTBOL
SUPERLIGA - FECHA 11

Concentrados para visitar a Tigre