Historia Básquet

Desde los años 40 hasta mediados de la década del 70, San Lorenzo fue un gran animador de los diferentes campeonatos de básquetbol, siendo en decenas de oportunidades campeón metropolitano, campeón nacional en 1958 y subcampeón sudamericano en 1959. Incluso, en 1971, realizó una histórica gira por Europa, donde jugó 13 partidos ante equipos de España, Italia y Yugoslavia, ganando siete y perdiendo en seis ocasiones.

En el período que el club comienza con una fuerte crisis institucional y económica, durante el último gobierno de facto en la Argentina (1976-1983), cuando le quitan los históricos terrenos de avenida La Plata, esos mismos que hoy está recuperando, San Lorenzo alcanzó a jugar la primera Liga Nacional de Básquetbol, en 1985. Al año siguiente, el club ya no tendría más básquetbol hasta 1993, cuando un grupo de socios reinsertó la disciplina en el predio de la Ciudad Deportiva.

Con la llegada de la actual gestión de gobierno, presidida por Matías Lammens y Marcelo Tinelli, San Lorenzo de Almagro fue posicionándose paulatinamente en los planos nacionales con el básquetbol, luego de casi dos décadas compitiendo a nivel amateur. En 2013 conquistó el Torneo Prefederal y accedió a jugar el Torneo Federal en la 2013/14. La temporada siguiente jugó en la categoría superior, el Torneo Nacional de Ascenso, hasta que en la 2015/16 accedió nuevamente a la Liga Nacional y no sólo eso: también se consagró campeón.

Para alcanzar semejante logro, San Lorenzo armó rápidamente -en no más de 30 días- un equipo con Julio Lamas, el ex entrenador de la Selección Nacional y el Real Madrid, entre otros destacados equipos. Además, sumó jugadores de nivel internacional como el campeón olímpico Walter Herrmann, Marcos Mata y el último MVP del país, Nicolás Aguirre. Tras quedar en la cuarta colocación de la Conferencia Sur en la Fase Regular, el equipo tuvo un gran despliegue en los playoffs y se llevó el título ganando la Final por 4-0 a La Unión de Formosa.

El entusiasmo fue tal que San Lorenzo despertó un gran interés a pesar de haber estado 30 años ausente en la máxima competencia. Fue el equipo con mayor rating televisivo con un promedio de 0.4 puntos. Además, cualquier partido del Ciclón midió más que las finales de la temporada 2014/15, según informó TyC Sports, la señal que tiene los derechos de la Liga Nacional. También fue el que mayor conectividad generó en las transmisiones vía streaming, teniendo el récord de la historia de la Liga en un partido ante Boca Juniors (10 mil conexiones simultáneas), disputado el 6 de octubre de 2015.

Pero el furor no fue sólo exclusividad de las transmisiones. El público acompañó durante toda la temporada al equipo en cada rincón el país. Tanto en Obras como Ferro Carril Oeste, San Lorenzo jugó a estadio lleno, siendo éstos dos de los escenarios de básquet más grandes de la Capital Federal. En el Interior también hubo presencia azulgrana en los estadios, ya que el club cuenta con más de 150 peñas en todo el país. Hubo público en Comodoro Rivadavia, Mar del Plata, Bahía Blanca, Corrientes, Córdoba, Formosa, entre otras.

Mientras tanto, San Lorenzo fue construyendo un moderno Polideportivo para 2.500 espectadores en el barrio de Boedo, justo en un sector donde yacía el Gasómetro, y fue inaugurado el 24 de octubre de 2016. El mismo cuenta con un equipamiento moderno, grandes y funcionales vestuarios, sala de kinesiología, hidromasaje, palcos vip y sala de prensa.

El equipo se renovó con grandes basquetbolistas y no sólo buscará defender el título local sino que también apostará a la Liga de las Américas que comenzará en enero. Además, ya tuvo el privilegio de ser el primer equipo argentino en jugar contra uno de la NBA: visitó a Toronto Raptors, el 14 de octubre de 2016.