Descargar app Sede 2.0

Torneo de Primera División - Fecha 23

Le sobra espalda

Con una preciosa ejecución de penal de Ortigoza y una muy buena definición de Caruzzo, el Ciclón venció 2-1 a Central, quedó a seis puntos de Boca y llega entonadísimo al clásico ante Huracán.

Fútbol
Torneo de Primera División 2016/17 - Fecha 23: San Lorenzo - Rosario Central
AnteriorSiguiente
- VECES
COMPARTIDO
-
-
 

Cuatro triunfos consecutivos. A seis puntos de Boca. Otra vez en zona de clasificación directa a la Copa Libertadores.  Y en el horizonte asoma Huracán. El 2-1 frente a Rosario Central dibuja sonrisas y confirma que ya no hay espacio para los fantasmas. La ilusión, la entrega y el rendimiento del Ciclón se encargaron de ahuyentarlos 

Con clase, como manda la historia. Néstor Ortigoza tomó la pelota, la hizo picar un par de veces para chequear la intensidad de su inminente genialidad. Y al pararse frente al Ruso Rodríguez, ya supo qué haría: picarla con categoría para transformar el penal en el 1-0 parcial de San Lorenzo frente a Rosario Central.

Tras las victorias frente a la Universidad Católica, Gimnasia y Atlético Paranaense,  el equipo dirigido por Diego Aguirre hilvanó su cuarto triunfo consecutivo. El verbo ganar se conjuga perfectamente con este presente del Ciclón. 

Como en una ráfaga de confianza, tras el penal correctamente sancionado por Merlos luego de una mano de Leguizamón, el Ciclón aturdió a su rival. Un mano a mano de Blandi, un remate en el travesaño de Mussis y otro derechazo de Belluschi que el arquero del Canalla debió esforzarse para desviar: así se cerró el primer tiempo. 

En la segunda etapa, al Ciclón le costó un poco más, y pese al cansancio tras el viaje a Curitiba donde obtuvo un decisivo triunfo por 3-0 para reacomodarse en el Grupo 4 de la Copa Libertadores, redobló esfuerzos, no negoció el sudor y mantuvo la victoria. 

De hecho, hasta consiguió estirar la ventaja gracias a una definición de Matías Caruzzo digna de un centrodelantero: enganche y definición de zurda, a colocar, para el 2-0.

El descuento de Teo Gutiérrez achicó diferencias en el marcador y, pese a algunos esforzados intentos de los rosarinos, el equipo dirigido por Diego Aguirre logró sostener la victoria. Lo dicho, la cuarta al hilo. Porque no hay lluvia que pueda extinguir tanto fuego. 

Más noticias en Fútbol

FUTBOL
EN CONFERENCIA DE PRENSA

“Buscar espacios para salir jugando”

FUTBOL
EN CIUDAD DEPORTIVA

A tenerla

FUTBOL
HAY FUTURO

Con la pluma Cuerva