Títulos

Copa Libertadores 2014
AnteriorSiguiente

Se trata de ella. Ella, casi casi una mujer, extremadamente hermosa. Ella, provocativa, la que todos quieren tener en sus manos. Ella, la que abre las puertas intercontinentales, la que hace posible entrelazar esta parte del mapa con Europa. Ella es caprichosa por naturaleza. Ella y ese espíritu desenfrenado, el mismo que la hace rencorosa, coqueta y bella. Ella es nada menos que la Copa. Y la Copa, por estos pagos, es una sola: la Libertadores. Se hizo la difícil desde la primera edición, en 1960, fue por mucho tiempo esquiva, pero finalmente se entregó a los brazos de Romagnoli, el hombre que se ganó el bronce tanto por sus logros como por su compromiso con los colores.

El del Patón Bauza fue un equipo de hombres, que supo sufrir hasta el último minuto y jugando a dos canchas para superar la fase de grupo, que se fortaleció en la adversidad, que tuvo su motor en la sociedad Mercier-Ortigoza, que utilizó las bandas con Buffarini-Villalba y Mas-Piatti, que soportó las bajas de Piatti y Correa, que encontró goles importantes en Matos y el éxtasis en ese penal inmortal de Orti, irresistible hasta para ella, la estrella más bella que desde el 13 de agosto de 2014 ilumina el cielo de Boedo.